PARA REFLEXIONAR... UN PENSAMIENTO FLORIDO